Pasta térmica y procesadores

La selección de la pasta térmica para nuestro sistema cobra mayor importancia día a día por la creciente optimización de procesadores y tarjetas gráficas hacia entornos de bajo consumo (portátiles, tablets, smartphones…)

La función de la pasta térmica es rellenar los espacios entre la superficie del chip (sea CPU, GPU, chipset…) y la superficie del radiador. Así se optimiza la transferencia de calor.

Radiador y procesador sin pasta térmica.
Radiador y procesador sin pasta térmica. Hay espacios con aire entre chip y radiador.

Al rellenar estos espacios con la interfaz térmica se optimiza el intercambio térmico entre las dos superficies pues se crean puentes de partículas termo conductoras.

Procesador y radiador con pasta térmica. Buena conducción de calor..
Procesador y radiador con pasta térmica. Buena conducción de calor.

No todas las pastas térmicas son iguales

Encontramos en el mercado numerosas marcas y especificaciones y no todas son adecuadas para cualquier disipador. Sobretodo hay que prestar atención a la rugosidad de la superficie del radiador.

Continuar leyendo “Pasta térmica y procesadores”